Público | 10.05.2018
Sus integrantes, reunidos por primera vez este jueves, han pedido al ministro de Justicia, Rafael Catalá, que modifique la comisión y han decidido no realizar ninguna reunión más hasta que este órgano tenga una representación igualitaria entre hombres y mujeres.

Marisa Kohan

Todos los expertos reunidos hoy en la comisión que debía decidir sobre una posible reforma de los delitos sexuales en el Código Penal han decidido suspender sus trabajos hasta que se conforme una comisión paritaria, en la que la representación de vocales “garantice el equilibrio entre hombres y mujeres”. Así se lo han hecho saber al ministro de Justicia, Rafael Catalá, dando por finalizada la primera reunión de esta comisión de la que ya han habían dimitido dos de sus miembros permanentes por discrepancias con el proceso.

Lo que no han conseguido las organizaciones de juristas, ni la carta enviada por un grupo de 25 catedráticas de derecho penal, ni el Parlamento, que reclamó a Catalá que reformara la comisión, lo han tenido que hacer ahora los vocales encargados por el ministro para evaluar las modificaciones necesarias de la ley.

Poco después de que se conociera la sentencia de La Manada, el ministro de Justicia abrió la puerta a una posible reforma del Código Penal. Entonces encomendó a la Comisión de Codificación Penal del ministerio de Justicia que estudiara el posible cambio del Código Penal y que tuviera un documento con propuestas en un mes.

Esta comisión, que no ha tenido actividad relevante en años, estaba formada por 20 hombres y no tenía ninguna mujer. Este hecho provocó airadas críticas, tanto de expertas penalistas, como de las organizaciones sociales y de partidos políticos. Este miércoles, durante la sesión de control al Gobierno, tanto el PSOE como Unidos Podemos exigieron al ministro que modificara la comisión para asegurar una representación paritaria entre hombres y mujeres y que cumpliera con la ley de Igualdad, que obliga a las administraciones públicas a que todos los órganos de representación sean paritarios. Pero el ministro hizo oídos sordos.

Para intentar paliar las críticas, el ministro invitó, de forma excepcional y sólo para este cometido, a seis catedráticas de derecho penal, cuatro de las cuales declinaron la invitación al entender que se trataba de un “parche” y que el ministerio no tenía la intención de modificar permanentemente la composición de esa comisión. Finalmente cuatro mujeres se incorporaron a la reunión de este jueves. Se trata de Avelina Alonso, Blanca Hernández y Carmen Lamarca, Victoria Ortega.

“Solo una vez que se reestructure [la comisión] en esos términos estaremos en condiciones de asumir el encargo recibido”, ha señalado a la salida de la reunión Enrique Peñaranda, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid, uno de los miembros de la comisión.

Según fuentes del ministerio de Justicia, los miembros de la comisión acordaron que la fórmula para hacer paritario este órgano sería mediante la incorporación en ella de vocales permanentes hasta el número máximo previsto en la regulación vigente con el fin de lograr una composición equilibrada entre sexos.

Las mismas fuentes oficiales han indicado que, tras la decisión de la comisión de suspender sus trabajos hasta que no se reforme, el ministro Rafael Catalá hace suya la propuesta de una composición equilibrada de hombres y mujeres y, “en la línea en que venía trabajando el Ministerio con los nombramientos recientemente efectuados, va a proceder a completar la composición de este órgano asesor”.

Anuncios